jueves, 20 de septiembre de 2007

El CAFE, EL BAR Y EL TABLE


Eran las 5 de la tarde, cuando salía del trabajo, estaba más agotado que una BABOSA después de recorrer un jardín, no tenía energía ni para irme a mi casa. El día en la oficina había sido desgastante, con juntas, visitas de PROVEEDORES, retoque de imágenes, PREPENSA hasta la MAD..., tomar fotografías y un CHINGO de cosas más. Mi cabeza estaba en el punto perfecto de ebullición, mi cuerpo pedía piedad al ritmo agobiante de horas que te sumergen en un ESTADO petrificado o más bien de PENDEJEZ extrema.

Tome mi MORENAZA y vámonos, TODO a la CHING....

Iba directo a mi casa, cuando decidí ir a tomar un café a COYOACAN, un lugar más que ideal para relajarme, bajar el estado estresante en el que me encontraba, acomodar bien las ideas, bueno las pocas que se lograban quedar en mi CABEZOTA y sobre todo disfrutar los bellos paisajes urbanos que te brinda este LUGAR tan peculiar y colonial. Aunque he de aclarar, que lo que más me gusta de ese rincón RESUCITADOR son las CHICAS, WOW! El cuello, es una especie de puerta de cantina, de esas que empujas y se vuelven a cerrar sin necesidad de llevarlas a su posición original, claro, es cuestión de tiempo, que en determinado momento a uno le llegue un dolor agudillo muscular, por andar cada ratito voltendo, en busca de un trasero llamativo, un cuerpo fascinante, un rostro imanizado, unos senos bien formados y firmes de alguna adolescente parlanchina de la plaza Centenario, o tal vez, encontrar en alguna de las bellezas andantes, alguien, una persona que acepte una plática improvisada, un HOLA recíproco, un beso en la mejilla robado o simplemente una sonrisa compartida que sea capaz de aumentar tu estado de ánimo decaido y deprimidón.

Las horas en ese lugar se esfuman como NOVIAS fugitivas, como amores perdidos, o como conquistas fracasadas por palabras maldichas y estrategias mal planeadas. Caminaba repetitivamente por todas las calles que rodean las plazas, una que otra mirada te atrapaba, te seducía, los cuerpos me hacían abrir los ojos, ya apunto de tirar la toalla, un poco soñolientos, sin embargo, el café hacia lo suyo, revitalizaba mis sentidos y VA DE NUEZ, haber si HORA pega el chicle. Y volvía a caminar, buscaba a alguien que realmente llamará mi atención, una personita que te de unos buenos CHOQUES ELECTRICOS en todo tu cuerpo con una simple ojeada. Paso así la noche, inundando con su negrura toda la arquitectura, todo los bares y las cafeterías. Y yo, bueno no logré conectar con ese alguien, pero, logré una que otra plática, una que otra sonrisa, uno que otro coqueteo, uno que otro teléfono, pero SIEMPRE existe ese PERO, vaya una etiqueta que me acompaña cada vez que trato o intento de emprender un VIAJE de CONQUISTA, PERO, pero, PeRo, JAJAJA, TU siempre con pretextos.

Tome mi morenaza, mi SUZI, esa que nunca me abandona, esa que se deja acariciar, manosear y aceptar una que otra erección involuntaria y nunca de los nuncas se queja o replica o resonga, no, todo lo contrario, se siente alagada y permite que entre directamente en contacto con ella, sólo METO, doy vuelta, acelero y VAMONOS. Directo al bar, ese de la CONDEZZI que siempre me saca de apuros, cuando los cafés y la inspiración FRESQUI-JIPPIE-DARKI-CHOLITA-EMO no se da en ningún callejón de COYOLANDIA. Iba a toda su PU.. MAD.. sobre Insurgentes, metiendolé adrenalina a la situación, puro NITRO del bueno, de ese DESPIERTA-PENDEJOS, 80, 90, 100, 120, 150, ah, AH, AAAHHH!, no te pases, sentía como una energía revitalizante entraba por todos mis poros, crecía, como las SECUOYAS alimentadas con puro CHOCO MILK. RUNNNN, RUNNNNN!, Chingue su, total, tengo nueve vidas en mi AMARGA EXISTENCIA.

Salgo de la penumbra, donde no existe la luz, carencia total de AURAS. Me desconectó momentáneamente de SUZI, AY mamazota, tu siempre me consuelas, y camino por las calles abandonadas, sin presencia alguna de seres humanos. Caminó, bajo los destellos de una LUNA completa y extasiada, LLENA en todo los límites, cruzó hacia NUEVO LEON, y empiezó a ver sombras que se dirigen a los festines, a las ORGIAS de música, de baile, de erotismo, de conquista. VEO el CAFEINA, sopas, hasta su madre, ni pedo, mi segunda opción, SASSSS!, el AM, todavía sus puertas cerradas a la parranda y al despapaye, chispas, mi tercera opción, El PATA NEGRA, no, no, no, parece vagón del metro en la estación de PINO SUAREZ de 5 de la tarde a siete de la noche en días de quincena, CHIN, ni modo, mi cuarta opción y aquí si entro a HUEVO, el CELTICS. Al parecer está medio aglutinado, algo reventado, uy, hay un chingo de gente esperándo, JEJEJE, a meterse a la fila, un ligero, manoteo de HOLA al JEFE de SEGURIDAD y adentro, un abrazo, otro abrazo al gerente, vaya, vaya y otro a mi mesero preferido, como en FAMILIA. Le pidó una NEGROTA ESPUMOSA directa del barril y de a litrote MMMMM! y empiezó a sacar la antena de sondeo femenil, TI, TI, TITITITITIT!. Como fondo musical, nada menos y nada más que el siempre VIVAZ y JUVENIL BON JOVI, OH, OH, LIVIN On a prayer. El ambiente, más que aceptable. Decidó dar un rondin de CHEQUEO, cada paso, cada movimiento, cada meneo de manos y pies constituyen una trama directa de COQUETEO masivo, tiene que pegar, tiene que!. Veo verdaderas chuladas de DAMAS, volteo a la dirección contraria y más, subo hacia las pequeñas escalinatas, a un semisegundo piso y más, diantres y centellas BATMAN!, tienes que aplicarte en serio. Doy el primer sorbo a está gigantesca bebida y siento el néctar de los dioses recorrer mis entrañas poco a poco, exquisitez, suspiró y empiezó el sangoloteo noctámbulo, TUN, TUN TUN TUN!, a bailar, mientras los sorbos se ahogan uno por uno en mi boca. Otra chela carnal, le digo al BUEN WAITRESS, del mismo vuelo, le aclaró. El baile continuá y las chicas lanzan sus primeras miradas al BAILADOR SOLITARIO, Hi yo SILVER AWAY!, PUM!, activo los sensores oportunos, enciendo los atributos del CHORO, revisó el aliento, HAAAA!, bien, no huele a alcohol, un chicle no caería nada mal y manos a la obra. Veo un grupo de chavas, muy deshinibidas, bailando, brindando, gozando, platicando entre ellas, a primera instancia me dije, DIABLOS AYAX, un grupo de chicas es mucho más complicado acercárceles que siendo sólo una chica y puede que sólo quieran divertirse, nada de conquistas, cero hombres. Sin embargo, no podía despegar mi mirada de una de ellas, una guapura, una chica de pelo rizado rubio, cara delicada y hermosa, blancura invasora, detallada por inmensos ojos color verdosos, nariz pequeña y poco respingada, pómulos ligeramente amigables y coloreados finamente por matices rojizos, boca pequeña de color rosado, sin LIPSTICK, un cuello tentador a mordidas vampirescas y draculeanas, un cuerpo delgado, adornado por un blusón de tirantes que dejaban ver sus frágiles hombros y un escote en el que se percibia la gloria de sus senos, sus piernas largas y cubiertas por un pantalón MEZCLILLOSO deslavado deambulaban por el espacio en donde se hallaba el grupo de chicas inquietas. Me acerque lo más que pude hacia donde se hallaba, seguía con mi biberón de CEBADA y levadura, sentía un ligero aturdimiento lleno de nervios y escalofríos, de esos que se apoderan de uno cuando tienen en frente de su camino una prueba, una empresa, una batalla. La chica me miró con una sonrisa, YEPA! IJA!, la miró de igual forma y ella sonrié con mayor entonación voltendo su rostro hacia sus amigas, vuelve a voltear subitamente y me dice HOLA, NO MANCHES!, me ahorro la iniciativa y patitas pa que las quiero, que me LANZO a la CONQUISTA, le devuelvo el HOLA y ARRANCAN, sale por la izquierda el caballo GOLOSO un COMO TE LLAMAS, la yegua MAJA, se avalanza por la izquierda con un A..., el CABALLO AYAX, retoma la delantera y cuestiona, QUIERES BAILAR?, la belleza PURA SANGRE, no gesticula, ni menciona palabra alguna, simplemente inicia el RITO del BAILE ARABESCO, los potros meten la primera, se precipitan en las curvas, les crecen alas SRAS. y SRES. se han vuelto pegasos vuelan con movimientos seductores y embriagadores, entran en un trance erótico sublime, están a punto de estrechar sus labios, va, últimos 10 metros, a la cabeza el EQUINO AYAX, una trompa, una cabeza y la MAJA, la BELLEZA INDOMABLE sea apoderado del triunfo, ha provocado un corto circuito en las patas del POTRO, lo ha besado de una manera inigualable, exquisita, eso provocó una temblorina en la embestida de AYAX en los últimos metros.

Las melodías se apoderan de uno cabalmente, no dan tregua de seguir en el letargo, te insinuan, te acosan, te desgarran por dentro, mientras tus garras aprisionan el rostro embellecido de A... y tus labios siguen sin parar la sincronía majestuosa de una danza embriagadora. Las palabras son escasas, casi no existen, las miradas, el lenguaje corporal comunica todo, una lengua de mudos en una tierra de CABILDEROS, una conexión inmediata sin necesidad de trámites cansados, fastidiosos y repetitivos. Solos, bailando entre luces, humos, bebidas, gritos, palabrería ajena, borrachos, fastidiosos, mujeres al borde de un ataque de placer, bellezas huecas, mujeres conquistadas y conquistadoras. Fuegos artificiales saliendo de nuestros sentidos, donde los besos no se agotaban y las caricias empezaban a llegar. Sus amigas, pues, no existían en ese instante, aunque insistían en irse pronto, la amenazaban con dejarla. Yo, como un caballero en corcel, me ofrecí a llevarla a su castillo antes de nuestra MEDIA NOCHE (3 a.m.) sana y salva, sin rasgaduras de sensualidad, ni huellas de actos sexuales. Pero, como dije, SIEMPRE existirá el maldito PERO, las amigotas la tomaron salvajemente de la espalda y se la llevaron, sus últimas y casi únicas palabras recayeron en un ADIOS y en unos números dictados rapidamente. Su aliento, su perfume, quedo impregnado en mis ropas, en mi piel por el resto de la noche. Ella partió, pero mi animosidad creció, maduró y para un LICANTROPO como yo, la oscuridad se desvanece con el amanecer, todavía las penumbras decoraban los cielos y mis ojos no daban seña de querer cerrarse, así que partí rumbo al degenere.

Tome a mi negrita y empecé a colorear el camino con risas y destellos de alegría, a esa chica de nombre A... le tendría una danza de mejor encaje preparada en próximos encuentros, mientras tanto tenía que finiquitar el vagabundeo o como se dice, andar de pata de perro hasta que la conciencia, el dinero, la verguenza, el remordimiento y las lágrimas permitan.

UPS! Las puertas de madera en el SUR, precisamente en SAN ANGEL, son muy comunes, de igual modo pasa con las calles, llenas de piedras lijadas, pulidas. Pero hubo una calle que me atrapó, una calle que conecta a INSURGENTES con REVOLUCION en el mercado de las flores, esa calle relucía por la fachada de un lugar que se podría traducir como cautivador, enigmático, no, tal vez solamente como atrayente, indudablemente se trataba de un TABLE, claro, a estas horas de la noche, lo único atractivo para un TIPO un poco pasado de chelas, colorado por las altas temperaturas que lo acosaban, la anti-timidez que lo proyectaba y el desenlace añorado en una cama lo hacían seguir las migajas de pan hacia el portón de madera, hacia el IMAGE MENS CLUB.

Entre con una disponibilidad que se notaba a leguas, el chequeo infaltable de la entrada, el COVER mínimo de la caja y un guía que te dará un asiento con los mejores paisajes curvilíneos, el mesero hostigador ya estaba parado de lado de mi asiento antes de que yo lo ocupará, CHALE!, me ofreció la carta, UN VODKA- exclamé, y SR.- me dice el waitress, no quiere compañía, alguna dama de su elección, dije- bueno, traeme a la más GUAPA, no importa si no tiene el mejor cuerpo, quiero un rostro angelado a mi lado, aquí junto a mí-. Esperé por lo mucho, 5 min., la chica ya estaba ahí. AJA, WOW! y RECONTRAWOW! la damisela apenas parecía rebasar la mayoría de edad, morenita, con unos ojazos negros azabache, pestañas largas (NATURALES), cabello lacio alborotado, no muy alta, con un cuerpo de pavor, caderas perfectas, cintura estrecha, piernas bien dotadas, sus pompas, AY NANITA, redonditas, alzaditas y muy tentadoras, sus senos no eran muy grandes, pero perfectos para la palma de mi mano. Se sentó a mi lado y ni tarde ni perezoso le invité un trago, ANIS- dijo, AJA!, tan fuerte la chamaca, pus vamos a ver. Empezamos una plática cargada de tono, más que para conocernos, esas palabras se dirigían a los asuntos íntimos, sexuales, bueno cabe decir que todo lo hacíamos con mucho sentido del humor, risas, carcagadas,pellizquitos mutuos, roces voluntarios, caricias, palabras de historiales de vida, nombres, fechas y finalmente un delicioso BESO en su boca, tan profundo y prolongado que al terminar nuestras respiraciones, estás yacían en el umbral perecedero de la muerte. Me brindó su teléfono, sus datos particulares, donde vivía y sin más me propuso ir con ella alguna otra parte, algún otro sitio donde pudieramos compartir más que palabrería, aquellas que se vuelven mundanas, sin escencia después de haber abordado todos los temas posibles. Era casi hora de su salida, sali del TABLE después de haber bebido unos cuantos VODKAS con arandano, la esperé exactamente en la puerta, para que no huyera de mi. Tardó más o menos unos 20 minutos y salió reluciente y algo fresca. Me preguntó si traía coche, le dije que no, entonces se sorprendió un poco, no quiero irme en TAXI, quiero aprovechar el trayecto para calentar motores- me dijo con una sonrisa divina, CAMINA hacia la esquina- exclamé, traigo a mi MORENA, es fenomenal, te va encantar- agregué. Como trajiste a tu novia y te está esperando, no juegues conmigo- me dijo alterada, No traigo a nadie del sexo femenino conmigo, está es mi PRIETITA- señalando hacia donde estaba la SUZUKI. Empezó a reir como desquiciada, el alcohol influyó mucho, ya que había ingerido unos 4 copas de anis mientras charlabamos, de repente su cara cambió y DIJO- VAMONOS...

Continuará...

martes, 18 de septiembre de 2007

LA CANTINA Y LA ESCORT


Una noche de VIERNES, un poco fría y con una ligera ventizca, vagaba por las calles de la famosa COLONIA CONDESA, paseaba entre un mar de trivialidades existenciales, entre recuerdos nostálgicos de desamores y una soledad que, terca e hiriente me asechaba por el andador. Era casi media noche y los árboles se sometían a los constantes bufidos de un aire perturbador. Iba por la calle de Tamaulipas donde al inicio de la avenida, uno encuentra un silencio engañoso y una calma camuflajeada, y a medida que los pasos ahogan las calles, las luces embriagadoras, las voces huérfanas y el ruido de melodías campechanas se mezclan en el antes asilenciado ambiente y la antes oscura envolvente en donde uno busca refugio en bebidas que hagan un poco menos doloroso el trayecto de la vida. Paseas pensando en miles de cosas, pero al mismo tiempo tu mente se encuentra tan vacia que prefieres digerir imágenes que sabes, no te darán consuelo alguno, ni una mínima esperanza, ni un rasgo mediano de ánimo para seguir trotando en caminos sumamente áridos y rocosos del destino. Ves pasar personas tan entusiasmadas por la mágica velada que añoran disfrutar, unos se contemplan con miradas coquetas, otros lanzan discursos mareantes para cautivar a las damas, otros bailan en antros de fachadas bufónicas, venden apariencias, venden máscaras que duran una noche, venden placeres, te venden unas horas de alegría o descepción, de sexo o fracaso, de mentiras o verdades maquilladas, de rostros bellos o almas marchitas, de olores atrayentes o falsas promesas. Puedes ser conquistador en una tierra donde hay ciertas reglas para poder acceder al reino de la noche o puedes ser conquistado por alguien que secretamente yace fuera de tu sondeo, alguien entre esos o esas que haz mirado con insistencia, un alguien que se encuentra en las sombras, pero tu no eres capaz de ni siquiera percibir.

La luna iluminaba el ambiente con ligeras tonalidades blanquecinas, la negrura invitaba a festejar por un algo, eso que te mueve y es imposible traducir con unas pocas palabras, algo que nos mantiene a flote en una marea brava y cambiante. Ese algo, me provocó un severo cosquilleo cuando caminaba enfrente de una vitrina enmarcada por tintes verduzcos y con ligeros toques de marrón. En ella se reflejaba un rostro perdido, un rostro que vagaba entre miradas extraviadas y una multitud que la apricionaba, más sin embargo, esa hermosa cara, se encontraba en otro lugar muy distinto al de un bar. UNA DAMA, sola o probablemente sola en ese sólo instante, sentada con las piernas cruzadas, sus pies se meneaban como sube y baja al ritmo de una melodía popera, sus dedos llevaban a su boca el sabor del tabaco, mientras su otra palma estrechaba un vaso con líquido rojizo, sus cabellos caían como cascadas por sus estrechos hombros, desnudos y pálidos, una blusa de tirantes delgados adornaba su esbelta figura, la falda que se aferraba a su cintura era de mezclilla de un color azulado que hacía resaltar unas piernas inmensas y torneadas. El rostro que me hizo detenerme de una huida frenética a no se donde, era magistralmente decorado por unos labios carnosos, rosados en gran parte y ligeramente más grueso el inferior que su similar, su nariz era respingada y con ligeros brotes de pecas que la convertían en algo sumamente particular, sus ojos eran enormes, coloreados por una ola amielada y unas pestañas alargadas. Su pose equivalía a una incógnita, estaba sentada junto a la vitrina en una barra para personas que regularmente entran sin acompañante, por el contrario su lenguaje corporal emitía una clara inquietud de que tal vez, consumía su tiempo a la espera de ALGUIEN.

Decidí entrar al BAR, camine hacia la entrada y mire un aglutinamiento extremo en las cercanías, era un poco complicado caminar, la gente bailaba, tomaba TARROS o algún COCKTEL que los hicieran apaciguar y endulzar, o tal vez amargar, su intolerable apariencia diaria. Miraba agudamente hacia donde se encontraba la DAMA de la vitrina, la distancia era cada vez menor entre ella y un FORAGIDO de la vida. Su espalda proyectaba una belleza fastuosa, una palidez y textura única envuelta entre humos de cigarro y luces tímidas. ATREVETE COBARDE, HABLALE NO PIERDES NADA, ESTA SOLA, PIERDE LA TIMIDEZ, JAJAJA, ACERCATE, POCO A POCO, ELLA NO TE MIRA, NADIE LE HABLA, QUE EXTRAÑO?, EMPIEZA CON UN SIMPLE HOLLAAA!!.

-Que tal como estás?, BIEN,
-Esperas a alguien? SI, pero al parecer no llegará.
-No quisieras tomar algo? Bueno, todavía no me acabo mi BEBIDA, pero si me gustaría,
-Qué quieres? Un TEQUILA.
-Ok!.

Una plática básica y sin encrucijadas revoltosas o laberintos lógicos provocadores de JAQUECAS. Un HOLA y bastó para entrar en su espacio, en su momento. Una soledad que parecía inminente, una noche más sola -DECIA, en tono de broma,-.

Platicamos aménamente durante toda la velada, compartiendo experiencias, sonrisas, tragos y preguntas, mientras el tiempo ponía condiciones de juego, limitaba el acto teatral, donde la comedia, el drama y la sensualidad hacen una mezcolansa de un TONICO que quisiera probar más seguido. Una página dotada de cientos o miles de palabras que se sumaban a nuestro libro de vivencias, de encuentros espontáneos. Una improvisación más que oportuna entre guiones mundanos y vacios. Una salida con retorno, pero que valía la pena hacerla.

-JAJAJA- reía con su semblante mágico e imanizado
-Te gustó- Pregunto, infantilmente
-Que no ves que no puedo parar de reír- me dice, al mismo tiempo que su risa se vuelve carcagada.
-No te vayas a ahogar- mientras rió apenado contagiado por su particular modo de expresar su alegría

Los sonidos aturdian y bloqueban nuestra plática, gritabamos para poder escucharnos, ella contemplaba mi ojos, atendiendo cada palabra, cada gesto, cada movimiento y cada coqueteo conciente o inconciente. La multitud iba desvaneciéndose poco a poco, como si un gran borrador se paseara por el entorno, envolviéndolos de una capa cristalina de transparencia. Sus pláticas, sus bailes, sus TRAGOS, sus choques de copas, sus FAJES, sus conquistas, sus fracasos de la noche, todo perecia entre luces fugaces, melodías muertas y olores a erotismo. Solos, en una isla con barrera, solos admirándonos como niños con juguete nuevo, solos esparciendo algo de nosotros entre nosotros, solos conspirando por amanecer enlazados, abrazados, cobijados por sábanas de sudor madrugador, solos para irnos solos y TAL VEZ volver a vernos.

Las 4 de la mañana y el lugar se vacía, dejando solo cenizas y polvo, escencias y cuerpos inpresentes, ecos y besos perdidos, propuestas sin respuesta. Vacío, como muchos que intentaron y no pudieron, quedando bajo la compañía de esa MUJER FATAL, AY Soledad, tu nunca abandonas a nadie, eres la eterna seguidora de aquellos que no supieron lanzar bien los dados.

Ella y Yo, nos disponemos a salir:

-Los pasados son impenetrables para aquellos de sólo un momento- comenta, al mismo tiempo que me toma del rostro
-No puedes poner toda la carne en el asador si no estás seguro de volver a ver a ese individuo-, dice con un aire entrecortado.
–De que hablas-, replico con sombras de duda
-Te puedo decir cosas sobre mi, tan aparentes como mi presencia en este lugar, pero no me pidas que te hablé de lo que fui, por que esa en este instante no se encuentra, dejale un mensaje y es probable que lo responda en futuras conversaciones-, habla, sin poder darme tregua alguna.
-El amor, yo he amado, pero hasta ahi, no puedes cruzar ese umbral si no estás seguro que hay detrás del enrejado- Me dice simpaticamente.
–Yo estoy seguro de lo que tengo que hacer, no necesitas guiarme de la mano-
-Puedo compatir la cama con alguien, por que estoy dispuesta a hacerlo, quiero sexo y lo vendo, no lo regalo, ese es mi trabajo, me dedico a vender placer, caricias, besos, abrazos, coitos. Ahora que lo sabes no cambiaras de opinión y te iras como entraste, me gustas, no lo niego, conóceme o marchate y dejamos las cosas en paz, no me cuestiones más, tus palabras no son tan efímeras, ni volátiles, tu presencia fue agradable, pero tengo que irme y no te irás conmigo, al menos que quieras entrar en mi mundo, quiero saber si hablaste por hablar, si bebiste y me hiciste beber por SEXO, un hombre busca eso, claro, no lo voy a negar, pero tu fuiste algo, no muy cotidiano, distinto, sin más preámbulos, soy ESCORT, y no me gusta aparentar, pude haber mentido, pero la memoria no nos es suficiente para mentir siempre con éxito, las verdades o realidades- habla y habla y habla, no puedo digerirlo tan rápido, mi sorpresa fue, francamente, delirante. Es más me intrigó sus verbos y adjetivos, sus predicados y adverbios, hizo que mis ojos la devorarán lentamente, WOW! QUE MUJER!
-Esperaté tantito, vas muy rápido, por lo regular yo soy el que corro, pero tu me ganas- Le contestó sonriendo.
-Estoy muy pasada de copas, que es lo que me haces, vaya HOY PERDI UN CLIENTE, pero gano una conciencia, estoy cansada, no me acoses con tus.... eso, ten, este es mi número, sino llamas... ADIOS, un simple adiós, sin besos...- Dice mientras toma su auto y se aleja de MI..

Nombres, no existen, sólo seudónimos. Mentiras, bueno, todos sin excepción las decimos, un mundo plagado de apariencias falsas. Historias, a veces las inventamos, otras las maquillamos y retocamos para hacerlas más atractivas, pero déjenme decirles amable público que está historia paso TAL CUAL. Segunda CITA, JAJAJA, esas existen siempre y cuando un alguien haga una llamada telefónica a otro alguien, en concreto, SI LO HICE, pero esa, fue OTRA NOCHE MAS DEL LICANTROPO...

viernes, 7 de septiembre de 2007

DEL VINO Y SU LOCURA


El beber, oh que arte éste, el de poder saborear líquidos destilados, reposados, cosechados y tratados. Una cava maldita que nunca se acabará debajo de ese sótano húmedo y escondido, aquel que yace dentro de nosotros. Oh adoradores del vino, de la chela, del tequila, del vodka, del whisky, del ron, del brandy, del anis, del champagne, aquellos que impacientes esperan el momento para deleitarse de la amarga bebida, ésta que ocasiona que actuemos como LOBOS en brama, que nos hace bailar como todos unos PACHUCOTES, que provoca el libre tránsito de palabras con aliento desfigurado; los sorbos, unos cargados de furia y pasión, otros de apaciguamiento, relajación y entablamiento; tragos que se desbordan por las paredes linfáticas con expresiones de enloquecimiento y actitudes cambiantes, YEAH! Torrentes rasposos, acuosos y viscosos que llevan una oleada de contrastes, una marea elevada capaz de rejuvenecer al más viejo o embejecer al más niño.

Ay! Alcocholito, tu que complementas los granos, las cebadas, las vids o los magueys, ese complemento que trasciende en la mente; contamina su ambiente y lo cubre temporalmente de una locura retocada. Los poetas surgen gracias al VINO, se desata un resurgimiento de soñadores, cuando el brebaje invade a incalculables seguidores, novatos o expertos, nadie nace experto bebiendo, eso se hace con el tiempo, y el tiempo congratula a todos aquellos que logran el BUEN BEBER.

Cuando uno transita las calles dentro de la noche, el deseo por sentarse a disfrutar una copa es el pensamiento más común de los NOCTAMBULOS. La noche se hizo para disfrutarse, y en ese regocijo, el caminante de penumbras busca sus objetivos primordiales: LA BEBIDA y LAS MUJERES, OH LA LA! Mucho se ha comparado a la creación perfecta celestial con la creación perfecta terrenal, es decir LA MUJER Y EL VINO, ambos conjuntan los mayores deseos, sueños y placeres dentro de la existencia. Se han escrito infinidad de versos, poemas, ensayos acerca de tan grandes creaciones; muchos suicidios son provocados por ambos, ya sea por el deleite enloquecido, por los excesos o por las múltiples visiones imaginarias o reales que se improvisan tétricamente en la fastuosidad del género humano.

DIOS creo a la mujer, pensando en la soledad y en la minúscula presencia que representaba el hombre en el paraiso, el hombre quedo agradecido por semejante REGALO; una compañera, que más que eso, lo llevo a perder la cordura de sus pensamientos y a tratar de crear todo un mundo para ella. El HOMO, en su camino por la ambivalencia y la dualidad torturante que pulsaba en él, gracias a los encantos de las FEMINAS, creó el VINO, un apaciguador de su relidad, un escape cósmico que le permitía circundar en los límites del tiempo, en el desenfreno desquiciado de un viaje que traspasaba de la alegría a la tragedia. Su invento ocasionó un cambio total en su entorno; el hombre no sería el mismo jamás.

Por lo pronto, me iré a tomar unos tragos, MODERADOS, de un vino TINTO.

A su salud

miércoles, 5 de septiembre de 2007

El nacimiento de un SONAMBULO


Una de las cosas que siempre me ha aquejado desde pequeño es el de continuar mi sueño en el mismo sueño pero despierto, ah chirriones y como es eso, bueno en definitiva y sin más chismorreo padezco lo que se denomina SONAMBULISMO, un estado patológico o mejor dicho TRANSTORNO en el que se desarrollan actividades motoras mientras el sueño invade nuestro cuerpo. La inconsciencia permanece como una característica en el individuo que suele padecer esta peculiar forma de andanza noctámbula, donde la incomunicación con el mundo exterior es practicamente nula. Se desarrolla en las etapas donde el sueño está en su pleno apogeo, que CARAY.

Está forma tan meticulosa de caminar por la casa, o por la habitación, es francamente, una tortura, cuando los miembros de tu familia, testigos mordaces de la desventurada andanza del ENFERMO-NO ENFERMO, empiezan a interrogarte como miembros de la CIA sobre si tus recuerdos tienen una cinta reciente de lo acontecido en la última o últimas noches, VAAA. A quien en su sano juicio, BUENO NO ME INCLUYO, tiene una bitácora de todos los movimientos activos o pasivos de lo que tu CONDENADO CUERPO haga durante la noche, cuando se supone debes estar aplastadote en el colchón. Los recuerdos ni siquiera llegan a ese ESTATUS, no puedes memorizar nada, hay veces que ni siquiera recuerdas los sueños tan deliciosos que se impregnan en tu empapada CABEZOTA durante una madrugada calurosa. De estos acontecimientos tan, digamos, algo no muy dignos de ser contados por todos como cuentos de MICHAEL ENDE o JULIO VERNE a una audiencia que incluye hasta a la señora de la esquina, te llegas a enterar por boca de AJENOS, SACOS, y yo que creía que tenía secretos, AHA.

Nunca imagine, ni por tantinto, que tuviera vida de parrandero a la edad de 5 años, a eso se le llama ser precoz. Juguetenado en la oscuridad con mis carritos marca PATO imitación barata de HOT WHEELS; o que llevará a darle de comer al perro a las 2 de la mañana, como si el CHIRRIS (ASI SE LLAMABA MI PERRO) tuviera ganas de sangolotear la cola a esa hora; o que me sentará en la cocina a simular que estaba comiendo en mi plato de E.T. o los THUNDERCATS; o que a plena luz de luna saliera a pintar CARRETERITAS con gis, de no se donde DIABLOS lo saque; o que, en casos más extremos, intentará brincar por la ventana de un 3er. piso, creyendome SUPERMAN, vaya ironía, UN SUPERMAN salvado por una mano santa que logró pescar la pijama de franela del pequeño, en cuestión de segundos, ORALE; o que intentará recorrer el vecindario en un día lluvioso, UPS, sino fuera porque mi puerta estaba atrancada con doble cerrojo, tal vez lo hubiera hecho; o que en casos ridículos, me sentará a lado de la cama de mi ABUELITA y le empezará a cantar la melodía de REMI (CARICATURA JAPONESA OCHENTERA DE UN CHICO HUERFANO CON UN ANCIANO CANTOR), jajajaja.

A que experiencias aquellas, que me dejaron una ojeras tremendas y una que otra ampolla en los pies. Creo que bajaron de NIVEL através de los años, más o menos, y gracias a ellas me convirtieron en el amante de la noche más PEQUEÑO de los NOCTAMBULOS, no lo sé, pero esa suposición tenga TAL VEZ algo de cierto.